Hoy empiezo con una anécdota. Cierto día el mes pasado, volviendo a mi ciudad perdí el control del rumbo que llevaba mi moto. Pensé que solo me había distraído. Venía mirando de vez en cuando el tablero, las RPM y sintiendo como mordía la rueda delantera contra el pavimento. No pasó a mayores y quedó la…